alfarero.es.

alfarero.es.

Consejos para hacer un mortero de cerámica

Consejos para hacer un mortero de cerámica

Introducción

La alfarería es una actividad artesanal donde se crean piezas de cerámica con las manos. Una de las técnicas más populares en la alfarería es el uso del mortero de cerámica. El mortero es un utensilio que se utiliza para moler hierbas, especias y otros ingredientes, así como para hacer salsas y guisos. En este artículo, vamos a ofrecer una guía detallada sobre cómo hacer un mortero de cerámica.

Las herramientas necesarias

Para hacer un mortero de cerámica, necesitarás algunos materiales y herramientas específicos. Aquí tienes una lista de lo que necesitarás:
  • Arcilla
  • Torno
  • Goma de esponja
  • Marcador de cerámica
  • Batidor
  • Sierra
  • Papel de lija

El proceso para hacer un mortero de cerámica

Ahora que has reunido las herramientas necesarias, es hora de empezar a trabajar en tu proyecto de hacer un mortero de cerámica. Aquí tienes los diferentes pasos a seguir:

Paso 1: Preparación

En primer lugar, deberás preparar la arcilla. Si es la primera vez que trabajas con arcilla, asegúrate de elegir una que sea fácil de manejar. Una vez que tienes tu bloque de arcilla, utiliza el torno para crear un cilindro de arcilla con una altura de al menos 10 cm. Utiliza el batidor para alisar los bordes del cilindro.

Paso 2: Creación del mortero

A continuación, con la herramienta del torno, haz un agujero en el centro del cilindro. Este agujero será el área en la que colocarás las especias para molerlas. La profundidad del agujero debe ser lo suficientemente profunda como para permitir la molienda de las especias, pero no demasiado profunda para evitar que los alimentos se salgan de la cavidad del mortero. Después, utilizando la goma de esponja, alisa el interior del agujero.

Paso 3: Cortar el mortero

Una vez que hayas creado un agujero en tu cilindro de arcilla, utiliza una sierra para cortar la parte superior del cilindro. Esta será la parte superior de tu mortero. Corta la parte superior del cilindro hasta que tenga una altura de alrededor de 3 cm. Luego, utiliza la goma de esponja para alisar los bordes del corte.

Paso 4: Fase de secado

Después de haber cortado la parte superior del cilindro, deja que la arcilla se seque durante al menos una semana. Si resides en una zona húmeda o fría, es posible que necesites dejar que la arcilla se seque durante varias semanas para asegurarte de que la arcilla esté completamente seca. De lo contrario, cuando la arcilla se cocine, podría desarrollar grietas en la superficie.

Paso 5: El horneado

Una vez que la arcilla esté seca, es hora de cocer el mortero en un horno. Asegúrate de leer las instrucciones del horno antes de comenzar. En este paso es importante tener en cuenta que la arcilla tiene un rango de cocción específico. Si el horno está demasiado caliente o frío, la arcilla podría perder su integridad. Además, si no sigues las instrucciones del horno, podrías crear un mortero que no se cocine adecuadamente.

Paso 6: Pulido final

Una vez que la arcilla haya sido cocida y se haya enfriado, utiliza papel de lija para pulir la superficie del mortero. Si hay alguna imperfección en la arcilla, éste es el momento para corregirla. Asegúrate de alisar los bordes de la cavidad, ya que esta es la parte más importante del mortero. Después, utiliza un marcador para dibujar cualquier diseño que quieras añadir a tu mortero.

Conclusión

Hacer un mortero de cerámica es una habilidad que requiere cierta práctica, pero con los materiales y herramientas adecuadas, cualquier persona puede crear su mortero artesanal. Asegúrate de seguir todos estos pasos cuidadosamente para garantizar que tu mortero sea de alta calidad. ¡Buena suerte en tu proyecto de alfarería!