alfarero.es.

alfarero.es.

Cómo hacer un candelabro en el torno con brazos curvos

Cómo hacer un candelabro en el torno con brazos curvos

La alfarería es un arte milenario que consiste en trabajar la cerámica y otros materiales para crear objetos bellos y útiles. En este artículo, te enseñaremos cómo hacer un candelabro en el torno con brazos curvos, un proyecto que combina la técnica del torno con el modelado a mano y que te permitirá crear una pieza única y muy decorativa.

Materiales necesarios

- Arcilla para cerámica
- Torno de alfarería
- Rodillo de amasar
- Cuchillo para cerámica
- Espátula para cerámica
- Raspador
- Pinturas o esmaltes cerámicos
- Pincel

Paso 1: Preparación de la arcilla

Antes de comenzar a trabajar en el torno, es importante preparar la arcilla. Debes amasarla en una superficie plana y limpia, sin grumos ni trozos de impurezas que puedan afectar la calidad de la pieza final. Cuando la arcilla esté bien amasada, divídela en varias bolas del mismo tamaño.

Paso 2: Creación del cuerpo

La primera parte del candelabro que vamos a trabajar en el torno es el cuerpo. Para ello, coge una de las bolas de arcilla y amásala un poco más para que esté más moldeable. Coloca la arcilla en el centro del torno y haz que gire a una velocidad lenta.

Con las manos húmedas, comienza a dar forma al cuerpo del candelabro, utilizando ambas manos para ejercer una presión uniforme sobre la arcilla. Ve levantando la arcilla poco a poco, teniendo cuidado de no dejar el espesor demasiado fino.

Una vez que hayas conseguido la forma deseada, utiliza un cuchillo para cortar la parte superior del cilindro y separarla del torno. Pasa un raspador por la base para alisarla y déjala secar durante unas horas.

Paso 3: Creación de los brazos

Ahora es el momento de crear los brazos del candelabro. Coge otra bola de arcilla y amásala de la misma manera. Luego, utiliza el rodillo para aplastar la arcilla y crear una plancha fina.

A continuación, utiliza un molde con forma de hoja o de pétalo para recortar la forma de los brazos. Utiliza una espátula para separar la arcilla del molde y ve trabajando los bordes, dándoles forma y curvatura.

Una vez que tengas los dos brazos listos, colócalos sobre el cuerpo del candelabro y presiónalos ligeramente para que se adhieran. Deja secar toda la pieza durante al menos un día.

Paso 4: Lijado y pintado

Cuando la pieza esté completamente seca, lija la superficie con un papel de lija suave, para eliminar cualquier imperfección o irregularidad. Después, aplica la pintura o el esmalte cerámico que hayas elegido, utilizando un pincel fino.

Deja secar la pintura durante unas horas y, si lo deseas, puedes aplicar una segunda capa para obtener un acabado más uniforme y brillante. Finalmente, deja secar la pieza durante al menos un día más.

Conclusión

Como has visto, hacer un candelabro en el torno con brazos curvos es un proyecto muy interesante y enriquecedor, que combina varias técnicas de la alfarería y que te permite crear una pieza original y única. Sigue estos pasos y tendrás un candelabro precioso para iluminar tus veladas más especiales. ¡Manos a la obra!