alfarero.es.

alfarero.es.

Cómo crear un juego de platos en gres

Cómo crear un juego de platos en gres
Crear un juego de platos en gres es un proceso emocionante que requiere tiempo, habilidad y paciencia para lograr un resultado satisfactorio. En este artículo, explicaré paso a paso cómo crear un hermoso conjunto de platos de gres personalizados para tu hogar.

¿Qué es el gres?

El gres es un tipo de cerámica pesada y duradera que se fabrica mediante la cocción de arcilla a altas temperaturas. El gres es popular en la alfarería debido a su resistencia y durabilidad, lo que lo hace ideal para platos y utensilios domésticos.

Paso 1: Preparación y Selección de Materiales

Antes de comenzar, debes asegurarte de tener todo lo que necesitas a mano. Aquí está la lista de materiales que necesitarás:
  1. Barro de gres.
  2. Un torno de alfarería.
  3. Cubo de agua.
  4. Espátula de gres.
  5. Cortador de alambre.
  6. Esponja de gres.
  7. Pintura cerámica.
  8. Pincel.
  9. Horno cerámico.

Selección del barro de gres

Antes de comenzar a hacer tus platos, es importante elegir el barro de gres adecuado. No todos los barros de gres son iguales, por lo que debes buscar un barro de alta calidad. El barro debe ser suave y fácil de trabajar, y ser agradable al tacto. También debes asegurarte de que el barro se adapte a la forma de plato que deseas crear.

Preparación del torno

Una vez que tienes el barro de gres, debes preparar el torno. Asegúrate de que el torno esté limpio y sin polvo antes de comenzar. Luego, coloca el barro de gres en el centro del torno y humedécelo ligeramente con agua.

Paso 2: Creación de tus platos de gres

Creación del plato base

Para crear el plato base, comienza por centrar el barro de gres en el torno de alfarería. La idea es formar una bola que luego irás estirando en una especie de disco. Sigue las siguientes instrucciones:
  1. Forma una bola con el barro de gres.
  2. Coloca la bola en el centro del torno y humedécela ligeramente con agua.
  3. Utiliza tus manos para comprimir el barro en el centro para formar una forma redonda y plana.
  4. Utiliza tus dedos para extender el barro hacia el exterior y hacia arriba para formar la pared del plato.
  5. Utiliza el cortador de alambre para cortar el exceso de barro en los bordes.
  6. Usa la esponja de gres para suavizar los bordes del plato.

Creación de los platos de la vajilla

Una vez creado el plato base, deberás crear los platos de tu vajilla. La mejor forma de conseguir que sean similares entre sí es hacerlos unos tras otros, esto te permitirá que sean uniformes en tamaño y forma. Sigue las siguientes instrucciones:
  1. Forma varias bolas de barro del mismo tamaño.
  2. Coloca la bola en el centro del torno y humedécela ligeramente con agua.
  3. Utiliza tus manos para comprimir el barro en el centro para formar una forma redonda.
  4. Utiliza tus dedos para extender el barro hacia el exterior y hacia arriba para formar la pared del plato.
  5. Utiliza el cortador de alambre para cortar el exceso de barro en los bordes.
  6. Utiliza la esponja de gres para suavizar los bordes del plato.
  7. Repite este proceso hasta que hayas creado la cantidad de platos que deseas.

Adición de detalles

Ahora que has creado tus platos de gres, puedes añadir detalles para hacerlos únicos. Puedes usar una espátula de gres para tallar diseños en los platos o utilizar pintura cerámica para crear diseños increíbles.

Paso 3: Cocción de tus platos de gres

Una vez que hayas finalizado la creación de tus platos de gres, debes cocerlos en el horno cerámico. La cocción debe ser lenta y progresiva para evitar la deformación y fracturas en los platos. Aquí está el proceso de cocción:
  1. Primero, asegúrate de que los platos estén secos antes de cocinarlos.
  2. Calienta el horno a 500 grados Fahrenheit (260 grados Celsius).
  3. Coloca los platos en el horno cuidadosamente y cierra la puerta.
  4. Deja los platos en el horno durante 6 horas.
  5. Después de 6 horas, baja la temperatura del horno a 200 grados Fahrenheit (95 grados Celsius).
  6. Deja los platos en el horno durante otras 6 horas.
  7. Después de 6 horas, apaga el horno y deja que los platos se enfríen antes de sacarlos.

Conclusión

Crear un juego de platos de gres puede ser una experiencia gratificante y emocionante. Es importante tener en cuenta la calidad del barro de gres y trabajar con paciencia y cuidado en cada paso del proceso de crear los platos. Una vez que termines de hacer y cocer tus platos, tendrás una vajilla personalizada y única que podrás utilizar a diario.