alfarero.es.

alfarero.es.

Estilos de cocción en gres

Introducción

La cerámica de gres es un material popular en la alfarería debido a su durabilidad y resistencia al agua. Pero también es conocido por ser un material difícil de trabajar, especialmente cuando se trata del proceso de cocción. Hay varios estilos de cocción en gres que pueden ser usados por los artesanos para crear diferentes efectos y resultados. En este artículo, exploraremos los estilos más comunes de cocción en gres, y cómo influyen en la apariencia y la resistencia de las piezas de cerámica.

Cocción en oxidación

La cocción en oxidación es el estilo más común de cocción en gres. Durante este proceso, se quema la arcilla a altas temperaturas en un horno con suficiente aire para que el fuego no consume todo el oxígeno, dejándolo en un ambiente oxidante. El resultado es una superficie suave y brillante, a menudo con colores bastante vibrantes.

La cocción en oxidación se realiza a una temperatura de alrededor de 1220 grados Celsius. En esta temperatura, la arcilla se vuelve suficientemente dura como para ser resistente al agua. Las piezas de cerámica cocidas en este estilo pueden soportar bastante peso y son ideales para platos, tazones y otros objetos similares.

Cocción en reducción

La cocción en reducción es otro estilo popular de cocción en gres, aunque su proceso puede ser un poco más complicado. Durante este proceso, la arcilla se cuece a altas temperaturas en un horno con una cantidad limitada de oxígeno. Como resultado, el fuego consume el oxígeno que se encuentra presente en la arcilla, lo que da lugar a la liberación de otros elementos, como el carbono.

La cocción en reducción puede dar a la cerámica un acabado único y distintivo. La ausencia de oxígeno en el horno puede crear efectos de coloración y sombras irregulares, así como soportar el humo de la madera del horno, lo que añade una capa adicional de textura y profundidad a la pieza.

Sin embargo, la cocción en reducción puede ser un proceso complicado, y se necesita de más tiempo y atención en comparación con la cocción en oxidación. Esto incluye la necesidad de controlar cuidadosamente la temperatura, la cantidad de oxígeno en el horno, y la cantidad de humedad y de combustible presente en el mismo.

Cocción de sal

La cocción de sal es un estilo de cocción en gres que se ha utilizado durante siglos. Durante este proceso, la arcilla se cuece a altas temperaturas en un horno que ha sido recubierto con sal. A medida que el fuego quema la sal, ésta se convierte en vapor y se deposita en la arcilla, lo que da lugar a una textura muy interesante y distintiva.

La cocción de sal también puede crear efectos de color interesantes en la cerámica. El cloruro de sodio presente en la sal cristaliza a altas temperaturas, lo que crea una capa de esmalte muy duradera y brillante.

Aunque la cocción de sal puede dar lugar a efectos hermosos, no es un proceso fácil de controlar. Los artesanos deben ser cuidadosos al colocar la sal en el horno, asegurándose de que se disperse uniformemente y no cubra toda la pieza. También deben tener en cuenta el tipo de arcilla que se utiliza, ya que algunas son más adecuadas para la cocción de sal que otras.

Cocción Raku

La cocción Raku es un estilo de cocción en gres que se caracteriza por su aspecto único y su proceso de cocción rápido. Durante una cocción Raku, la cerámica se cuece a altas temperaturas en un horno que normalmente se alimenta por gas o por leña. Una vez que las piezas de cerámica han alcanzado su punto máximo de cocción, se sacan a un cubo lleno de aserrín, paja o papel, y se tapan para que la humedad y el humo penetren en la arcilla.

La cocción Raku puede ser muy impredecible, ya que el resultado final depende de factores como la temperatura, el tipo de combustible utilizado, y el tiempo de exposición en el cubo. El efecto final es un acabado irregular, con sombras y grietas visibles en la pieza de cerámica.

Debido a su proceso de cocción rápido, la cocción Raku no produce cerámica muy resistente al agua. Sin embargo, es un estilo popular de cocción en gres, especialmente para objetos decorativos y piezas de arte.

Conclusión

Hay muchos estilos de cocción en gres, y cada uno tiene sus propias ventajas y desventajas. Desde la cocción en oxidación y en reducción, hasta la técnica de la cocción de sal y la cocción Raku, cada estilo puede producir efectos hermosos y únicos. Los artesanos de la cerámica pueden experimentar con diferentes estilos de cocción para que puedan producir piezas de cerámica que sean resistentes y maravillosas a la vista.